La homeopatía estimula las capacidades curativas naturales del propio cuerpo para recuperar la salud, vitalidad y bienestar, usando activos de la naturaleza que actúan restableciendo el equilibrio, curando el interior de la persona y la tratan en su globalidad.